Cacho Castaña murió a los 77 años: el adiós a un ícono del tango y sus últimos días internado

0
27

Estaba internado desde el 4 de octubre en el Sanatorio Los Arcos.

Cacho Castaña murió esta mañana a los 77 años luego de permanecer varias semanas internado en el sanatorio Los Arcos, en terapia intensiva y en grave estado. El popular músico de tango se encontraba delicado desde hace años y había sido hospitalizado en varias ocasiones. Fue autor de clásicos como “Café La Humedad”; “Lo llaman el matador” y “Garganta con Arena”, dedicado al Polaco Goyeneche. Recibió innumerable cantidad de premios y distinciones.

Humberto Vicente Castagna, más conocido como “Cacho”, falleció esta mañana tras permanecer internado desde el 4 de octubre pasado en el Sanatorio Los Arcos, del barrio porteño de Palermo. Había llegado a la clínica el 28 de septiembre a raíz de una complicación en su estado de salud, que se agravó por un virus en los pulmones y otro en sangre. Desde hace tiempo, además, Cacho Castaña tenía problemas renales, que le había provocado una gran cantidad de internaciones e intervenciones. Incluso, en julio del año pasado llegó a publicarse la noticia de su muerte, que rápidamente fue desmentida por el mismísimo cantante.

Lo cierto es que el autor de algunos clásicos del tango que marcaron varias décadas arrastraba problemas de salud desde 2005, a partir de una serie de dificultades del corazón. Años más tarde, el cuadro se agravó a partir de sus dificultades respiratorias, producto del elevado consumo de tabaco. Dos años después, en 2013, los médicos determinaron que tenía EPOC, sumado a múltiples complicaciones derivadas de las enfermedades pulmonares que padecía.

A fines de 2018 el músico debió ser internado a partir de un cuadro bronquial, que coincidió con un robo que sufrió en su vivienda ubicada en Olivos, zona norte del Gran Buenos Aires. Allí se llevaron más de 20 mil dólares y joyas. Antes, en enero del año pasado, había protagonizado un polémico episodio que le valió innumerable cantidad de críticas del colectivo feminista, durante una entrevista: “Si la violación es inevitable, relájate y goza”.

Eso, además, le valió un duro cruce con Sol Pérez, que lo reprochó al aire por sus dichos: “Cambió la época, las mujeres ahora se enojan como se enojó Sol Pérez, no está bien la piba esa, aflojemos. La juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo, hay que esperar a que se les caiga el culo a todas y sabés cómo van a aflojar”.