El próximo Mad Cool será más grande que nunca

5

El macroevento veraniego aún no ha adelantado su cartel, pero sí sus dimensiones: más días, más escenarios, más artistas y más público. Repasamos otros festivales enormes de otras partes del mundo, mientras nos preguntamos dónde está el límite (si es que lo hay).

En 2020, el Mad Cool celebrará su quinto aniversario y sus organizadores lo van a festejar por todo lo alto. Pero más alto que nunca, a saber: van a añadir un día más de música, hasta cuatro; también van aumentar su número de escenarios a siete; y contará con un aforo limitado para cada día de 60.000 personas (multipliquen y les saldrá la población de Vitoria y alguno más). Además, van a centrar su atención en la gastronomía, apostando por una mayor variedad, y ampliarán los espacios de descanso y relax. Este evento se celebra del 8 al 11 de julio y, aunque todavía no se han anunciado artistas, la expectación de máxima porque la chequera de sus programadores parece no tener límites: por los escenarios del macrofestival han pasado artistas como The Cure, Bon Iver, Green Day, Kings of Leon o (cómo no) Rosalia.

Estos cambios están destinados a mejorar, pero sobre todo a subir escalones y competir (aunque la música está para disfrutar) con muchos otros festivales internacionales de gran (enorme) formato. El Mad Cool es uno de los festivales de nuestro país que mayor variedad musical ofrece, y se aleja de los filtros y limitaciones autoimpuestos por otros eventos similares. El lema del Mad Cool parecer ser el de “cuanto más, mejor”. Y es que, ¿que sería la vida sin música? Pues un gran error, como decía Nietzsche.

Tomorrowland

Se celebra en Bélgica y, de momento, hace palidecer incluso al Mad Cool del año que viene. Cuenta con 15 escenarios y con un aforo de unas 400.000 personas. Es el festival por excelencia de la música electrónica. Artistas como Martin Garrix, David Guetta o Dj Tiesto se han subido a alguno de estos escenarios. Se puede escuchar electro, hip-hop, deep house, etc, toda variedad dentro siempre del mainstream. En él, se reúnen más de 200 nacionalidades y muchos medios lo definen como “el mejor festival del mundo”. Su última edición contó con más de mil artistas. Es el festival más grande del mundo y se lleva celebrando desde 2005. El coste de la entrada general varia entre 225 a 281 euros, y solo es para mayores de 18 años.

Coachella

Se celebra California desde 1999, el festival del postureo por definición. Mantiene la estética hippy de Woodstock, pero no se engañen: todos van mucho más limpios y, por muy rotos que lleven los pantalones, les ha costado un pastón. No hay actor o, sencillamente, famoso emergente que no se haya pasado por allí. Como si fuera una enorme pasarela rodeada de música y fiesta, la moda cobra una gran importancia e incluso muchas marcas han sacado colecciones inspiradas en (o destinadas a) este festival. Nombres como Beyoncé, Bob Dylan, Prince, Radiohead, Daft Punk y muchos más han estado en el cartel del Coachella.

La entrada general suele estar alrededor de unos 399 dólares (395 euros). Tiene un aforo de 579.000 personas (como toda la población de Bilbao y Donosti a la vez). Este evento está en el ojo del huracán debido a su dueño, el multimillonario estadounidense Philip Anschutz. Todo comenzó cuando la modelo Cara Delevigne se quejó de su hipocresía por la asistencia y participación al evento de artistas y celebridades que apoyan públicamente al colectivo LGTB (como por ejemplo Lady Gaga), cuando el propio Anschutz dona dinero a organizaciones antiLGTB, a otras en contra del aborto y otras a favor de las armas, es decir, una ideología más cerca de la del Tea Party que la de “amor libre” que pretende promulgar este festival. Hasta en eso, es una imitación descafeinada de Woodstock.

Lollapalooza

Este festival nacido en Chicago acoge al rock, a la electrónica y a la música independiente en general. En 2011 se empezó a expandir y actualmente se celebra además de en su país de origen, también en Chile, Argentina, Francia y Alemania. Los días de conciertos, los precios de las entradas, el aforo y los artistas varían en cada zona, pero en todas son cifras abrumadoras. En Chicago son 8 escenarios y más de 180 artistas en 4 días, con un aforo de más de 100.000 personas por escenario. Lana del Rey, The Strokes, Guns N´Rose,s Martin Garrix o Lenny Kravitz, son nombres que han pasado o van a pasar por el cartel.

Glastonbury

Según la BBC es el mayor festival musical en números. Y le etiquetan muchos medios como el “rey de los festivales”. Anclado en el Reino Unido, el dinero recaudado normalmente va destinado a causas solidarias de ONG como Greenpeace, Oxfam, etcétera. Cuenta con más de siete áreas musicales, con un aforo de 150.000 personas más o menos. Es un festival muy variado que intenta alejarse de las etiquetas musicales y además ofrece otros espectáculos como acróbatas, comediantes, bailarines… El precio de la entrada ronda unos 293 euros. Los artistas que han pasado por aquí son legendarios, desde Amy Winhouse a David Bowie, The Rolling Stones, U2, The Cure, Van Morrison, Lionel Richie, Beyoncé, Shakira, Adele, Muse y un largo etcétera.